Edita:

Otras revistas católicas


 

Un análisis de la Asociación para la Defensa de los Valores Católicos en la Enseñanza sobre los materiales confeccionados para la ETAPA DE PRIMARIA. Por tanto, un trabajo de especial interés para los padres, maestros y profesores relacionados con esta etapa escolar que va de los 6 a los 12 años de edad.

 
 
La Dirección General de la Mujer del Gobierno de Cantabria ha editado, como material de apoyo a las asignaturas de Educación para la Ciudadanía, diversos trabajos dirigidos a los niveles de Infantil, Primaria y Secundaria, tanto para el profesorado como para el alumnado. Los materiales incluyen, para cada nivel de enseñanza, un libro del profesor, otro para el alumno y un cuaderno de tareas. En el presente documento se exponen los comentarios de ADVCE a los 3 documentos dirigidos a Primaria.

 

De forma general, los citados materiales establecen, sin razones serias, una serie de dogmas presentados como verdades absolutas que no admiten discusión. Se dan constantes ataques contra la Familia, que la citada Dirección General quiere modelar a su gusto, pero a favor de la escuela, como garante de la buena educación de los niños; si bien, es claro que al ir contra la Familia, no puede estar a favor de la escuela.

 

Citando siempre, y de manera enfermiza, antes a “niñas” que a “niños” o antes a “mujeres” que a “hombres”, se presentan contradicciones en su modo de operar, como la ausencia de paridad (idea politizada y absurda que trata de conseguir que exista igualdad en número de hombres y mujeres en todo tipo de actuaciones humanas), pues los implicados en la elaboración del trabajo son todo mujeres (ver página 4 del trabajo dirigido a los profesores). Se señala que la empatía debe desarrollarse e inculcarse específicamente a los varones, con lo que nos encontramos otra contradicción: un trato diferente por razón de sexo (ver página 23 del citado). Por último, el relativismo que pretende imponerse en la actualidad recibe un duro golpe al encontrar en esa Dirección General una serie de “verdades absolutas”.

 

Un trabajo que, con algunas faltas de ortografía, como “envase”, que aparece escrito como “Embase” (ver página 42 del citado), pretende allanar el camino para un futuro adoctrinamiento en Secundaria en temas de mayor envergadura. Hablando de igualdad de dignidad entre mujeres y hombres, se critica la tradición supuestamente machista, pero se echan en falta ejemplos universalmente conocidos, como son el trato que dan a las mujeres determinadas etnias o gobiernos.

 

A lo largo de este documento se indicarán en cursiva, aunque no literalmente, las ideas de la Dirección General de la Mujer; seguidamente, con letra normal, los comentarios de nuestra Asociación y, entre paréntesis, la página del documento en que aparece la alusión. Comencemos.

 


Primera parte: del material para el profesor.

 

Se indica que durante siglos hemos pensado que la desigualdad la traía la naturaleza sexual. ¡Pues claro!, hombres y mujeres somos iguales (para unas cosas) y desiguales (para otras), y justamente, las desigualdades tienen su origen en la naturaleza sexuada. Por ejemplo, la capacidad de concebir que posee la mujer genera en ella unos sentimientos típicamente femeninos. (Página 10 del cuaderno del profesor)

 

Mujeres y hombres no se complementan, sino que cooperan juntos. Se trata de una idea que intenta adjudicar una connotación negativa al concepto de complementariedad. El género humano sobrevive gracias a esa complementariedad del hombre con la mujer en el Matrimonio y fuera de él ya que la idea de complementariedad no se limita a la esfera matrimonial. La complementariedad aparece cuando uno posee lo que no posee el otro y viceversa, como ocurre con los dos sexos del género humano. (10)

 

La población estudiantil tiene una oportunidad única para recibir una buena educación, pero gracias a la escuela, no a la familia. Se arremete descaradamente contra la educación que proporciona la familia y se exalta la que se imparte en los colegios. (11)

 

Para que las relaciones sean buenas deben ser libremente consentidas. Aquí se podrían incluir las relaciones sexuales, con lo que se echa por tierra que esas relaciones deben estar en el marco adecuado, como es el del matrimonio; se echa por tierra el valor de la Castidad dentro y fuera del mismo. Ciertamente, no basta que unas relaciones sean libremente consentidas para que sean honestas. (11)

 

Es correcto que se diga que por el hecho de pertenecer a la especie humana merecemos un trato adecuado. Sin embargo, los que hacen tal referencia se contradicen cuando promueven, por ejemplo, el crimen del aborto para fetos con síndrome de Down, ¿No pertenecen éstos a la especie humana?  (15)

 

El derecho a la educación implica el deber de asistir a la escuela. Con esto, se recuerda que todos deben ir al colegio. Se trata de asegurar que todas las personas pasen por las aulas y así poder confirmar su adoctrinamiento. Sin embargo, la asistencia a la escuela implica la responsabilidad de la misma en mostrar conocimientos culturales objetivos, no ideas políticas. Se insiste en ello señalando que los padres tienen el deber de escolarizar a sus hijos. (16)

 

Los chicos actúan haciendo lo contrario que las chicas, si ellas aman, ellos quieren puro sexo; si ellas estudian bien, ellos abandonan sus estudios… Éste párrafo, que no tiene ni pies ni cabeza, asigna, como en casi todo el documento, las conductas buenas a ellas y las malas a ellos. (18)

 

La educación sentimental y emocional es una carencia del sistema educativo. Es este un dogma con el que se quiere educar a los alumnos en algo íntimo y personal que corresponde a las familias. La educación sentimental y emocional no pertenece al ámbito escolar y por ello no es una carencia del mismo. Se trata así, de justificar sin razón seria que esa educación sentimental y emocional forma parte de las tareas docentes. (22)

 

Las emociones son coincidentes en mujeres y hombres. Es esta una afirmación que va contra los conocimientos de la Medicina y de la Psicología, que establecen comportamientos emocionales diferentes en función de los sexos. (22)

 

La educación sentimental y emocional debería darse en la familia, pero no siempre es así. ¿Y en los casos en los que sí es así? Lo que debe potenciarse es la responsabilidad que tienen los padres de estar formados, unas escuelas para padres organizadas por distintas instituciones sociales, incluidas las eclesiásticas, por supuesto, y que la escuela se limite, como ya se ha dicho, a contenidos objetivos. Realmente, a la Dirección General de la Mujer le ha venido una chispa de verdad: que esa educación debería darse en familia. (25)

 

Hay mandatos de género y trampas sexistas en las revistas, series de TV o videojuegos. ¿Por qué entonces no actúa esa Dirección General de la Mujer para luchar y erradicar esos mandatos y trampas en los medios de comunicación? (26)

 

Del sexo proviene la diferencia referida sólo a órganos sexuales y reproductivos. Esto no es cierto, ya que esa diferenciación sexual marca también diferencias sicológicas, como enseña la Psicología, la Psiquiatría y la Medicina. (27)

 

Que las mujeres puedan gestar a sus hijos en su propio cuerpo se convierte en un inconveniente cultural de primer orden. Ésta frase, lejos de ser cierta, es una solemne estupidez. ¿Cómo puede considerarse un inconveniente cultural la maternidad? Se pueden desarrollar programas de enseñanza y ayuda específicos para las mujeres gestantes, pero esto corresponde a los gobernantes. Con ésta idea se pretende apologizar sobre la gestación extrauterina, sobre el aborto, etc. (27)

 

La maternidad es el principal obstáculo para que las mujeres sean consideradas como individuos pensantes, libres e iguales en derechos. Nueva tontería que ya no se cree nadie y que únicamente busca desprestigiar la maternidad. El obstáculo no es la maternidad, sino las personas que así lo creen. Ideas como esta pretenden inculcar que el ser humano está mal hecho, que Dios se equivocó al realizar el diseño de hombre y mujer. (27)

 

Es difícil pensar que las familias eduquen en la igualdad. Afirmación categórica generalizada que arremete contra la institución familiar y su capacidad para educar en la sensata igualdad. Lo que ocurre en este caso es que la educación en igualdad que ofrecen las familias no coincide con la que le gusta a la Dirección General de la Mujer. Con ello, el concepto de igualdad supuestamente válido será el que escoja el gobernante de turno sin que el resto de la sociedad pueda pronunciarse: es la dictadura de las ideas. Ésta idea es el primer paso para concienciar a los ciudadanos de que es posible retirar la custodia de los hijos a los padres que no piensan como el gobierno. (28)

 

Pueden realizarse comprobaciones estadísticas para ver cómo se da el reparto de tareas domésticas, etc. Es éste un ejemplo típico del uso incorrecto de la Estadística. Si una mujer hace la comida un 10% de las veces y su marido la hace el 90% restante, lo más seguro es que no sea discriminación sexual, sino cuestiones de organización. De todas formas, el amor verdadero en el seno del matrimonio no busca un 50-50 matemático. Además, el hecho de hacer la comida no debe verse como una carga, sino como un aspecto positivo más en la vida familiar, un acto de servicio y de amor. (28)

 

Hay que desterrar el mito de la media naranja. Esto de que un hombre ve en su mujer a su media naranja, y viceversa, lejos de ser un mito, describe muy bien, y de forma muy natural, la complementariedad de ambos en la unidad matrimonial. (30)

 

Resulta acertado haber arrinconado las tradiciones y costumbres obsoletas. Aquí, se ha utilizado ingeniosamente el término obsoleto, como sinónimo de algo anticuado que no cabe en la actualidad. Se da un trato despectivo a las tradiciones y costumbres que tienen además el atractivo de tener mucha historia. (31)

 

En la fórmula civil del matrimonio, ambos cónyuges tienen iguales obligaciones y derechos. Éste aspecto pertenece al rito católico, donde, como todo el mundo sabe, aquello de “en la salud y en la enfermedad”, etc., lo dice tanto la novia como el novio. La fórmula civil ha copiado la magistral fórmula católica. (31)

 

Gran parte de las mujeres más jóvenes disfrutan de salidas sin vigilancia ni tutela y tiempos de libre disposición, como si la familia fuera un puesto de trabajo con tiempo libre, etc. (32)

 

Se propone que el funcionamiento de las familias esté inspirado en la negociación y en la democracia. Ésta es una propuesta absurda, las verdaderas familias se inspiran en el Amor, donde la negociación y la democracia no tienen sentido alguno en los aspectos relevantes y el sentido común, el conocimiento o la experiencia deben imponerse. Que no existe sociedad sin autoridad lo sabe la Humanidad desde hace milenios. Por otra parte, que en la Familia, como célula social, la autoridad corresponde a los padres, es algo que conforma la Ley Natural, y que Dios revela en el Decálogo. Lo que ocurre es que esa Autoridad ha de ejercerse con Amor y comprensión. (32)

 

La atracción  afectiva y sexual no es producto de la divergencia entre las personas, del mismo o de diferente sexo, sino que proviene del encuentro singular, de la elección y de la coincidencia. Sí es producto de la diferencia de sexos: la atracción sexual fisiológica es hacia el otro sexo. Aquí, pretende equiparase la vida heterosexual con la homosexual. (32)

 

Tendría que haberse iniciado ya la desaparición del concepto de complementariedad de los sexos. Idea tan ridícula como falsa ya que el hombre posee una capacidad procreadora diferente de la de la mujer pero completa con la unión de ambos. La Naturaleza, sometida al deseo del Creador, impone inevitablemente esa complementariedad. (33)

 

Desarrollar el aspecto social de la persona es la parte más interesante de nuestra existencia. Esto lo dicen aquellos que no conocen a Dios, pues lo más interesante es desarrollar la dimensión espiritual del hombre, sin olvidar la social. (35)

 

Las normas van variando. Frase de la falsa filosofía relativista, las normas de no mentir, no matar, etc., son normas eternas. Con frases como ésta, los niños asimilarán la idea de que lo que antes era pecado ahora ya no lo es, porque es normal que las normas vayan cambiando. (35)

 

En la familia se encuentran normas internas impuestas y no consensuadas. Nueva idea que trata de echar por tierra el funcionamiento normal de una familia. En muchos casos, los padres deben imponer normas, otro asunto es que expliquen a sus hijos los porqués de esas obligaciones. Por otro lado, la Consejería de Educación es maestra imponiendo normas no consensuadas, como la imposición a los niños de recibir adoctrinamiento en las materias de EpC. (36)

 

Los padres no pueden poner normas que impidan la escolarización de sus hijos. Nueva insistencia para que quede patente la obligación de ir al colegio, centro del adoctrinamiento político. (37)

 

Si algún menor no puede vivir en su familia bajo los principios democráticos puede recurrir a los servicios sociales o a las fiscalías de menores. Idea amenazadora contra los padres y que trata de lograr ese modelo democrático familiar. Parece que se pretende atemorizar a los padres para que se ajusten al estilo de vida que pretende el Gobierno. (37)

 

Los coches, las motos y otras máquinas están principalmente bajo el control de los hombres. Las feministas, autoras de ésta frase, quieren ver en la calle igual número de chicas que de chicos conduciendo motos, igual número de ciclistas que de “ciclistos”, etc. Esto es simplemente cómico. Hoy día, si una mujer necesita llevar el coche, simplemente lo lleva. (48)

 

Las mujeres utilizan la bicicleta con un sentido práctico, ecologista, saludable, útil y divertido; los hombres, además, buscan la competitividad. Exaltación de las acciones de la mujer, propia del movimiento feminista y de que el documento está plagado. Se hacen continuas referencias a los hábitos de ellas y de ellos, poniendo calificativos positivos para ellas y negativos para ellos. Esto no es promoción de la igualdad, es feminismo en estado simple. (49)

 

En la educación vial debe contrarrestarse con conocimientos las actitudes aprendidas en serie en gran parte de la cultura familiar, social y mediática. Nueva embestida contra la familia, que parece tener la culpa de todos los males. (49)

 

Toda costumbre y modo de vida humano es cambiante, ha evolucionado poco o mucho y tiene igual categoría. Esto no es cierto, hay cosas que no cambian, simplemente porque no pueden hacerlo. (54)

 

En la educación que proporcionan las familias se reproducen las clásicas desigualdades. Nuevo ataque a la familia, presentada como hábitat discriminatorio. (55)

 

Se indica que los conflictos no son negativos en sí mismos (57) y en la página siguiente se señala que cuando no es posible dialogar no hay que ir en busca de conflictos. Nueva contradicción en el documento. (58)

 

Los valores democráticos sufren un tratamiento contradictorio en la sociedad; por ello, es la escuela la que de forma prioritaria los tiene que enseñar. Justificación absurda para priorizar la enseñanza que se da en los centros escolares frente a la enseñanza que se da en la familia. (60)

 

El mensaje social de que son únicamente las familias las que deben educar en valores no se sostiene, si tenemos en cuenta que existen muchas familias que no tienen ni practican los valores cívicos y, por tanto, no los pueden enseñar. Puede decirse exactamente lo mismo de los centros de enseñanza. Se trata de otro ataque a las familias del que se puede decir mucho. El citado mensaje sí se sostiene entonces para las familias que sí practican los valores cívicos. Por otro lado, habría que dar los porcentajes de familias de que se habla en este párrafo. Otro aspecto a tener en cuenta es que una cosa es educar en valores universalmente aceptados y otra es que se termine educando en la filosofía de igualdad de género, que deriva en una exaltación de las conductas homosexuales, del aborto como derecho de la mujer, etc. (60)

 

En la escuela debe practicarse la solidaridad; por ello, pueden nombrarse a determinados alumnos como ayudantes de otros. ¿Tienen éste cometido los alumnos de Primaria? ¿Pueden cumplir ese cometido sin que se vea afectado su rendimiento? ¿Necesitan los maestros la ayuda de los alumnos? Por otro lado, el término solidaridad ha reemplazado al vocablo Caridad, más rico y ejemplificador. (62)

 

En las últimas páginas del documento se señala una bibliografía recomendada que es más de lo mismo y donde podemos encontrar títulos como “Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas” donde los conceptos de madresposas y mojas se reducen al mismo nivel que los otros vocablos.

 

Finalmente, las páginas web mostradas al final son un refuerzo a la coeducación que pretende el Gobierno, una apología del sexo placentero, una propaganda de asociaciones de gays y lesbianas, con repetición del icono del arco iris, una diversa colección publicitaria de sitios de feministas donde incluso podemos encontrar un periódico digital feminista, promoción de anticonceptivos artificiales y del aborto, erradicación y desprestigio de las tradiciones, etc. Son páginas que, sin tener que ver con la Educación Primaria, muestran simplemente las opiniones de algunos colectivos pero sin fundamentación seria.

 

 

Segunda parte: del material para el alumno.

 

El librillo que se reparte a los alumnos muestra ideas similares a las que posee el Libro del Profesor pero con otro tipo de ejemplos. Con un lenguaje subliminal, va preparando el camino para que los niños acepten en los próximos niveles escolares la igualdad plena que deriva por ejemplo en la aceptación de uniones homosexuales; en repetidas ocasiones se habla de pareja o expareja, pero nunca de cónyuges; se equipara la tradición con el totalitarismo, etc. El estilo utilizado hace que el documento parezca inofensivo, pero con una esmerada lectura entre líneas, se vislumbra el estilo que los tradicionales movimientos feministas desean para la población. Con ese lenguaje lleno de eufemismos, se va trabajando la mente de los niños para que acepten una serie de ideas que van, directa o indirectamente, contra la Doctrina de la Iglesia.

 

Nuevamente se repite una y otra vez, de una manera enfermiza, niño y niña, compañero y compañera, alumnos y alumnas, incidiendo compulsivamente en la diferencia para apologizar reiteradamente sobre la igualdad.

 

Se vislumbra que el panfleto ha sido hecho por personas y con motivos reivindicativos más que con una finalidad educativa.

 

Ciertamente, no hace falta explicar lo que es intuitivo: que el hombre y la mujer son diferentes y que poseen la misma dignidad, como ha señalado repetidamente la Iglesia Católica.

 

Lo que sí deben hacer los colegios es educar ciudadanos para la EpC. Es decir: las papeleras no se rompen, las botellas tampoco, las calles no se ensucian, en el suelo no se escupe, los autobuses no se incendian y los espejos retrovisores no se destrozan. Y eso vale para ellos y ellas, que son distintos pero con estas mismas obligaciones. Citemos alguna idea concreta:

 

Tenemos que tener normas de convivencia y funcionamiento para que los intereses particulares no perjudiquen a los intereses generales.  Si los intereses generales van contra el mínimo que impone la Ley Natural, esta premisa no tiene por qué ser cierta ni ser aceptada. (Página 42 del cuaderno del alumno)

 

Hay que saber que las tradiciones y costumbres son un tipo de normas no escritas y que vienen de otros tiempos. Por el contrario las leyes son normas escritas y conocidas, que se han aprobado o se reforman democráticamente por representantes de las personas con derecho a voto. Quieren dar a entender que todo lo que viene de la tradición, como no ha pasado por el tamiz de la democracia, no tiene ningún valor moral, ni de ningún otro tipo. Sin embargo, nada es más inestable que las manipulaciones a las que nos acostumbra la Democracia, ¿cómo puede demostrarse que la mitad más uno es garantía de la Verdad y del Bien? (44)

 

En todos los lugares donde transcurre nuestra vida hay normas y éstas pueden ser externas e internas. Tanto las normas externas como las internas tienen que contener los principios democráticos de Igualdad, Libertad, Justicia y Respeto a la dignidad de cada persona, sin que importe la edad, el sexo, las creencias, el origen, el aspecto físico y la capacidad o discapacidad. Todo esto lo recoge nuestra Constitución. Las familias actuales en España tienen que funcionar dentro de los principios que hemos nombrado antes. Las obligaciones o derechos que tienen que regir las familias, los matrimonios o las parejas, deben basarse en principios como la Igualdad, Libertad, Justicia y Respeto a la dignidad, tanto para las personas adultas como para las menores. Se presenta la Democracia como la panacea de la sociedad actual. Todo lo arregla, y para todo tiene respuesta. Hasta en la familia, lo que debe reinar es la democracia y sus valores, en detrimento de los verdaderos valores que proporciona el Amor a Dios. Cabe decir que las obligaciones o derechos que tienen que regir las familias y los matrimonios deben basarse en el Amor, en la Caridad. El citar a las parejas es otro aspecto más que sugiere la normalidad de las mismas, cuando un católico no debe perder de vista que la pareja debe tener la Bendición de Dios en el Matrimonio, formado por un hombre y una mujer. (44)

 

Bienes comunes también son los simbólicos (la educación o los valores democráticos), los culturales (las obras artísticas, científicas, musicales, los monumentos o los libros), los patrimoniales de uso público (hospitales, centros de salud, museos, casas de cultura, oficinas de atención al público, centros educativos, transportes públicos, etc.) o los ambientales (el paisaje, el aspecto de calles y plazas, las aguas, los aires, etc.). ¿Y los valores que nos vienen de la tradición, sean folclóricos o religiosos? ¿Dónde los dejamos? (53)

 

Pero, una vez más, los mensajes sociales con los que crecemos y nos educamos son muy distintos para niñas y para niños. Muchos chicos y hombres han sido educados para soñar con ser superman sin que ningún peligro les afecte y por eso corren riesgos inútiles, por puro entretenimiento como, por ejemplo, conducir a una velocidad superior a la permitida, conducir por la izquierda o en dirección contraria, hacer caballitos por las calles, no respetar los semáforos en rojo, atravesar un río revuelto, adentrarse en el mar cuando hay bandera roja, escalar una cumbre con malas condiciones climatológicas, pelearse, beber en exceso, fumar cualquier cosa, etc. Así, muchos de ellos pierden la vida o la calidad de vida. Es éste un párrafo ciertamente idiota cuya autora es mejor que se quede en el anonimato. Justamente, es más creíble que el que hace caballitos con la moto, conduce peligrosamente o pone en riego su vida o la de los demás es en gran parte por la pérdida de valores de la sociedad actual, educación deficiente o quizá mal orientada, etc. Además es falso que muchos chicos y hombres hayan sido educados para eso. ¿Lo saben las autoras por experiencia o se lo han contado? No conocemos ningún centro de enseñanza, ni público ni privado, ni ninguna familia que eduquen así. A lo mejor, la culpa la tienen las películas que se promueven en las actividades extraescolares, como “LOL” u otras. (57)

 

Pero eso puede ser diferente si nos lo proponemos. Para ello es importante que los chicos aprendan a cuidarse y a protegerse y que aprendan a trabajar por su seguridad y su integridad ellos mismos, uno a uno y colectivamente, para que no esperen de las chicas y mujeres de su vida que los cuiden cuando les pase algo. Por otra parte, gran número de chicas y de mujeres han sido educadas desde la inseguridad, lo que las impide defenderse de algunas relaciones o situaciones peligrosas, donde pueden sufrir abuso, como por ejemplo con una pareja violenta o también cuando tienen una exigencia excesiva para realizar trabajos de cuidados o domésticos que las agotan o las enferman, como es el caso de las madres o las hijas de personas dependientes. Para muchas de ellas la inseguridad está en su propia casa, en su propio ambiente conocido, pues en realidad están inseguras muchas veces, incluso rodeadas de sus llamados “seres queridos”, que a veces las perjudican o abusan de ellas. El abuso está presente en las vidas de muchas niñas, de muchas jóvenes y de muchas mujeres de todas las condiciones, clases y edades, así es que ellas deben de aprender en el colegio a protegerse y defender su seguridad y, si el caso lo requiere, aprender a denunciarlo. Tanto las chicas como los chicos tenemos que aprender a autoprotegernos y a defender nuestra propia seguridad personal. Por ejemplo, respecto a la movilidad vial, los niños sobre todo, tenemos que aprender a vernos como posibles víctimas de atropellos, choques o accidentes provocados por la propia imprudencia de otras personas, para que no nos creamos supermanes, y para que aprendamos a autocuidarnos. Hacemos el mismo comentario que para el párrafo anterior, los chicos brutos y borrachos y las chicas sumisas e inseguras. (57)

 

 

Tercera parte: del cuaderno de tareas.

 

En este cuaderno de ejercicios, se consideran temas que nuestros hijos no están capacitados para entender, no siendo todavía el momento de que los traten, pues no están en la edad de asimilar los conceptos que ahí se explican.

 

Con la idea de comprobar y afianzar el adoctrinamiento presente en los libros del profesor y del alumno, las primeras páginas parecen suaves y utilizan un lenguaje subliminal y eufemista, luego se profundiza en ideología de género y se pretende que todos asuman el pensamiento único. Leamos algún ejercicio propuesto a los alumnos:

 

Inventad una situación de conflicto sexista familiar, escolar, deportivo, social, etc. y un diálogo en el que se resuelva el conflicto de forma asertiva, sin daño para nadie. Se intenta eliminar el concepto de sexo e introducir la ideología de género, presentando la idea de que cualquier conflicto que aparezca en el entorno familiar (una discusión entre los padres o entre los hermanos) posee un enfoque negativo y sexista. (Página 10 del cuaderno de tareas)

 

A una compañera y amiga de clase no le permiten en casa que salga con nosotras o con un grupo mixto, o que se vista de cierta manera. Si hace estas cosas la castigarán mucho. ¿Qué le diríamos y qué haríamos para que continuara siendo nuestra amiga? De forma implícita se pretende afear la actitud de los padres cuando marcan normas a los menores, ya sea seleccionando las compañías que creen adecuadas para sus hijos o las pautas de decoro en el vestir. Con este tipo de tareas, saldrán a la luz, en el colegio, asuntos propios de la intimidad familiar para ser, con toda seguridad, criticados. Los alumnos que sufren esta “opresión” en sus casas se verán apoyados por sus compañeros, y quizá por el profesor, adquiriéndose una fuerza mayor para revelarse contra los padres. (10)

 

Dibujar una chica y un chico con un “uniforme de género”, y a esa misma chica o chico con otro “uniforme” más personal. También se puede hacer en forma de collage o de viñetas con “bocadillos”. Les ponemos a los dos modelos el rótulo: “con identidad de género”, “con identidad personal” respectivamente. Se repite de forma reiterada la palabra género y se intenta identificar la natural forma de vestir de chicos y chicas con algo rígido y contrapuesto a otras modas “personales”. (11).

 

Imagina, con viñetas o con una redacción cortita, una vida adulta de una joven con fuerte identidad femenina y de un joven con fuerte identidad masculina y que se emparejan para vivir juntos. Ambos trabajan fuera de casa. ¿Están bien? ¿Podrían estar mejor? Se plantea lo femenino y masculino (que es lo natural) como algo negativo, con el fin de dar paso a conceptos de género propios de esa ideología que es no universal y por lo tanto cuestionable. Por otro lado se repite la idea de emparejarse para vivir juntos en lugar de casarse para vivir juntos, con lo que la normalidad de vivir en pareja sin la unión del vínculo matrimonial se va afianzando a la vez que el matrimonio se va relegando. (11)

 

Más información

www.advce.es

asociacionadvce@gmail.com

apartado de correos 390 - 39080 Santander

¿Cómo explicarías con tus palabras la identidad personal y la identidad de género? ¿Podríamos inventar otros modelos humanos? ¿Tendrían ventaja para las nuevas generaciones? Pon dos ejemplos al menos. Con la colaboración de toda la clase, ir escribiendo en la pizarra dos columnas en forma de “tormenta de ideas”: una con las diferencias corporales entre mujeres y hombres y la otra con las coincidencias corporales. ¿Qué columna es mayor, la de las diferencias o la de las coincidencias? En éstas páginas sería cuestionable prácticamente todo. Abunda en ideología de género e intenta imponerse en las actividades que dan vueltas a este tema, llegando incluso a forzar un cambio de papeles (niños que hacen de niñas y niñas que hacen de niños) que pueden fomentar equívocos en la conducta o incluso agresiones de tipo psicológico a aquellos niños que sientan vergüenza o simplemente no quieran y se les obligue a ello. Con el asunto de las diferencias corporales, y visto el atrevimiento de muchos maestros, el valor del pudor queda también arrinconado, ya que pueden mostrarse los cuerpos de niña y niño para ayudar en esa búsqueda de diferencias que, además, se queda sólo en el aspecto físico. Como si las diferencias genéticas fueran semejantes a las del color del pelo o de los ojos, y no tuvieran ninguna importancia determinante y natural en la personalidad del individuo. (12 y 13)

 

¿Qué discriminaciones entre hombres y mujeres conoces? ¿Se producen sólo en algún ámbito concreto de la vida, o en muchos de ellos? Esto mismo ¿ocurre con otras discriminaciones: raciales, clasistas, por discapacidad, por origen, etc.? En estas páginas se aborda el tema de la “igualdad” entre hombre y mujer, sobre todo buscando minimizar las diferencias de que nos ha dotado la Naturaleza e incluso olvidarlas, para que sólo quede el género como concepto a tener en cuenta. Es una realidad constatable que lo que existen son hombres y mujeres (macho y hembra) que son igualmente respetables en cuanto que son personas, pero claramente diferentes en sensibilidad, habilidades, fortaleza física, etc. La inteligencia, como señalan diversos experimentos científicos que quieren hacer suyos las feministas, no es patrimonio de uno de los sexos y, evidentemente, hay personas válidas para puestos de dirección en cualquiera de los sexos. (14 a 17)

 

Busca en Internet “Los Objetivos del Milenio” de la ONU y copia en un panel (de papel continuo o de corcho, con cartulinas o fichas de papel), los que se refieren a la educación y a la Igualdad entre mujeres y hombres o niñas y niños. Conviene recordar que el quinto objetivo del milenio es mejorar la salud materna, que aunque esto es deseable, se propone para ello el uso de anticonceptivos y modelos de planificación familiar. El sexto objetivo es combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades, que vuelve a ser algo deseable pero que justifica, falsamente, el uso de preservativos. (20)

 

Poned ejemplos de discriminación y marginación. Aquí ponemos cinco posibles causas y tenéis que añadir otras cinco, además de sus consecuencias.

 

CAUSA

CONSECUENCIA

por ser niña o mujer

 

por tener sordera

 

por no vestir como la mayoría

 

por pesar más de la cuenta

 

por no tener dinero

 

por…

 

por…

 

 

Habría que ver qué ejemplos añaden los maestros o cómo ayudan a los niños a buscar esos ejemplos. (25)

VER TODOS LOS INFORMES