En el ámbito educativo, existen 4 frentes en los que los centros escolares adoctrinan a los alumnos. Se trata de los contenidos oficiales que han de impartirse en las aulas, las actividades extraescolares y complementarias, los libros de texto y el propio profesorado. Vamos a mostrar ejemplos de promoción de la anticoncepción, del aborto, de la conducta homosexual, del impudor, del sexo extramatrimonial o del ataque a la verdadera familia.

 

CONTENIDOS OFICIALES PROPUESTOS POR EL ESTADO

 

Según el artículo 6 de la Ley Orgánica de Educación (LOE), el Gobierno establece el 65% de los contenidos básicos de las enseñanzas mínimas que han de impartirse en las aulas o el 55% en el caso de Comunidades Autónomas con lengua cooficial. El resto del currículo lo desarrollan y completan las Administraciones educativas y los propios centros docentes. Entre los reales decretos de mínimos nos encontramos lo siguiente:

BACHILLERATO. Erradicación de dogmas. En la parte introductoria a la materia de Ciencias para el Mundo Contemporáneo aparece: “Estos principios presiden la selección de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación de la materia. Todos estos elementos están dirigidos a tratar de lograr tres grandes finalidades: (…) adquirir actitudes de curiosidad, antidogmatismo, tolerancia y tendencia a fundamentar las afirmaciones y las refutaciones. Los contenidos giran alrededor de la información y la comunicación, la necesidad de caminar hacia la sostenibilidad del planeta, la salud como resultado de factores ambientales y responsabilidad personal, los avances de la genética y el origen del universo y de la vida. Todos ellos interesan a los ciudadanos, son objeto de polémica y debate social y pueden ser tratados desde perspectivas distintas, lo que facilita la comprensión de que la ciencia no afecta sólo a los científicos, sino que forma parte del acervo cultural de todos. (REAL DECRETO 1467/2007, de 2 de noviembre, por el que se establece la estructura del Bachillerato y se fijan sus enseñanzas mínimas.)

 

ESO. Promoción de métodos anticonceptivos. En la materia de Ciencias de la Naturaleza, en el apartado de Biología y Geología de tercero, aparece en el bloque 5 de contenidos: “Análisis de los diferentes métodos anticonceptivos.” (REAL DECRETO 1631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria.)

 

PRIMARIA. Primeras enseñanzas sobre la ideología de género. En la asignatura de Educación Física aparece en el objetivo 7: “Participar en actividades físicas compartiendo proyectos, estableciendo relaciones de cooperación para alcanzar objetivos comunes, resolviendo mediante el diálogo los conflictos que pudieran surgir y evitando discriminaciones por características personales, de género, sociales y culturales.” (REAL DECRETO 1513/2006, de 7 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria.)

 

Además, las recomendaciones del Ministerio de Educación junto con el Ministerio de Sanidad y Política Social, en el libro “Ganar Salud en la Escuela”, señalan las siguientes directrices (entre paréntesis la página del referido documento en PDF):

 

En los contenidos debe figurar el análisis de los diferentes métodos anticonceptivos (85). Como objetivo, aparece el de promover el uso del preservativo en las relaciones sexuales (146). Como promoción de la filosofía de ideología de género, se mostrará la aceptación de la propia identidad sexual (148). Igualmente, en el currículo escolar, el aprendizaje de habilidades para el desarrollo de conductas afectivo-sexuales saludables se plantea desde una perspectiva de género y de respeto por las distintas orientaciones de la sexualidad (150). Dentro de las habilidades que debe adquirir el alumnado figura el reconocimiento del comportamiento sexual como expresión íntima del afecto (148). Otra de las habilidades es la capacidad para adoptar prácticas sexuales seguras cuando se inicie la actividad sexual (149). Insistiendo un poco más aparece que, en las edades de riesgo, el currículo escolar debe fomentar la correcta utilización del preservativo, teniendo en cuenta el contexto de las relaciones de pareja (150).

 

ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES Y COMPLEMENTARIAS

 

Las actividades extraescolares y complementarias, conviene saber, son voluntarias según el artículo 50 de las instrucciones que regulan la organización y el funcionamiento de los institutos de educación secundaria. Entre ellas, nos encontramos:

 

Charlas de educación sexual, en las que se promociona el uso de métodos anticonceptivos artificiales, se reparten preservativos, se da como normal la promiscuidad sexual entre los adolescentes o se publicita la ideología de género. Tenemos como ejemplo, las del centro de “planificación” familiar La Cagiga, las impartidas por el Centro Interdisciplinar de Psicología y Salud (CIPSA) o las actividades del grupo dance4life.

 

Cine en la enseñanza, de la organización Irudi Biziak, por la que se proyectan, para los alumnos de 4º de ESO, películas de fuerte contenido erótico como “Sólo un beso” o “LOL”.

 

Con inventos como el día contra la homofobia y transfobia, se realizan  campañas como la titulada “A la escuela, sin armarios” que buscan normalizar las conductas de los menores cuya orientación e identidad sexual es homosexual, transexual y bisexual, así como el respeto por las “familias homoparentales”.

 

LIBROS DE TEXTO

 

Los libros de texto, adoptados libremente por los profesores según la disposición adicional cuarta de la Ley Orgánica de Educación, explican la anticoncepción artificial, la existencia de varios tipos de familias, contenidos ofensivos contra los católicos y recomendaciones de visitar páginas Web con informaciones que inducen a prácticas deshonestas.

 

En los libros de texto de tercero de ESO de la asignatura de Ciencias Naturales, se enseñan diversos métodos anticonceptivos.

 

El libro de texto de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, de Pearson-Alhambra para ESO, en su página 13 dice: “La familia ha cambiado mucho,… gracias al divorcio y al respeto a las diferentes orientaciones sexuales, se ha incrementado enormemente la variedad de su composición: matrimonio en segundas nupcias (o terceras o cuartas). Puede ser entre personas del mismo sexo; familias monoparentales de padre o madre (heterosexual u homosexual)…”

 

El manual de EpC para 4º de ESO de la editorial Akal muestra viñetas en las que aparece Dios como un mercenario del oro o presenta el cónclave en el que se elige al Papa como un reality show del tipo Gran Hermano con mensajes tipo: “envía la palabra BRAD CLEMENTE II al 7775 y ¡hazle PAPA!”. Incluso se llega a aleccionar que la “religión es generalmente un elemento de freno del progreso”.

 

PROFESORADO

Los profesores, malentendiendo el concepto de libertad de cátedra, ofenden los sentimientos de los alumnos católicos (y otros), sobre todo en las clases de Lenguaje, Historia o Filosofía, e incluso de Religión Católica, realizando comentarios contra diversos valores del catolicismo.

 

Una profesora de filosofía expulsó a una alumna de primero de bachillerato por llevar un escapulario de la Virgen del Carmen en el cuello. Curiosamente, tras media hora en el pasillo y apunto de finalizar la clase, la profesora salió a buscarla diciéndole que el hecho debía quedar entre ellas.

 

Algunos profesores han dicho en sus clases frases como: “los colegios con uniforme eliminan la personalidad de sus alumnos”, “la Virgen María no es virgen, los católicos han interpretado a su manera la Sagrada Biblia”, “el Opus Dei y el Camino Neocatecumenal tienen un comportamiento un tanto sectario”, “Dios nunca ayudó a los ricos”, “el actual Papa es un chocho que ya no rige de la cabeza, como el anterior”, “la Iglesia no busca el bien de la humanidad sino de la propia Iglesia”.

 

La conclusión es clara, en este breve documento has podido comprobar que ya se encuentra asentada una doctrina contraria al Magisterio de la Iglesia Católica en los centros escolares públicos y en muchos de los privados, concertados o no, religiosos o no. Por lo tanto, aparece un adoctrinamiento que va en contra del derecho de los padres a que sus hijos no sean educados en contra de sus convicciones. Se instruye al alumnado en función de la opinión del docente de turno, que frecuentemente se hace favorable a las doctrinas estatales antirreligiosas.


Artículo redactado por la Asociación para la Defensa de los Valores Católicos en la Enseñanza (ADVCE)- www.advce.es