Gallup: la nueva “normalidad” del aborto: Estados Unidos es pro vida.

publicado a la‎(s)‎ 23 may. 2010 12:39 por Tomás Moro   [ actualizado el 23 may. 2010 12:41 ]
 
Autor: Juanjo Romero

El año pasado, por primera vez en la historia, los provida superaban a los partidarios del aborto en Estados Unidos.

 

No está de más recordar que es un titular engañoso, simplemente las encuestas dicen…, y las encuestas fueron el arma utilizada por el lobby abortista para «crear» un estado de opinión.

 

Pues este año se confirma la tendencia. Estuve esperando la publicación del estudio de Gallup sobre valores y creencias de la sociedad americana (entendiendo americana como estadounidense): 47% provida, 45% abortistas: The New Normal on Abortion: Americans More «Pro-Life».

 

Dejando al margen cuestiones técnicas, es la tercera foto consecutiva de la serie que muestra el asentamiento de la nueva tendencia. Y lo que tanto temen el instituto de investigación y los medios progres, un asentamiento de los valores conservadores (y por ende judeo-cristianos).

 

Gallup sigue insistiendo en buscar una correlación partidista, creo que erróneamente. Según sus datos los autoconsiderados provida aumentan entre los republicanos, los independientes (aquí indecisos) se mantienen, ya sean votantes republicanos o demócratas, y sin embargo entre los demócratas aumentan los partidarios de la muerte. Este análisis es contradictorio con los resultados.

 

Hay que bucear en otras segmentaciones para encontrar algo de luz: los provida aumentan en todas las franjas de edad y también por sexos. Datos que desbaratan el «nosotras parimos, nosotras decidimos».

 

Quizá en lo único en lo que estoy de acuerdo con Gallup es en lo extraño de los motivos. La analista del instituto, Lydia Saad, se cuestiona:No está del todo claro por qué los estadounidenses se han vuelto más propensos a aceptar la etiqueta provida para definirse en esta cuestión, especialmente porque no ha habido un aumento parejo de la oposición al aborto por razones morales

 

Yo tampoco, vaya usted a saber qué entienden por «provida», pero en cualquier caso, esa misma pregunta se la debería haber hecho hace diez o veinte años.

 

Me aventuro a dar algunas explicaciones:

 

·        Avances científicos en la definición de la vida: hace años podía no estar claro que el feto fuese una vida independiente. Hoy la ciencia ha demostrado que es así, que hay vida desde el momento de la concepción, y que esta es única. Supongo que un buen grupo de personas, sin fanatismos fundamentalistas, hagan suya la experiencia científica de «a nuevos datos, nuevas conclusiones» (algo así como lo que contábamos hace poco respecto al ateo converso Flew: «sigue el argumento hasta sus últimas consecuencias») .

·        Nuevos medios: los proabortistas de USA han iniciado una agresiva campaña para eliminar los ecógrafos de ultrasonidos. Esos que muestran al bebé en tres dimensiones. Llegan a llamarlo «el arma de destrucción masiva de los provida», y la verdad es que razón no les falta. El porcentaje de madres que se van a someter a un aborto y deciden tener al niño es altísimo. Organizaciones como la multinacional de la muerte IPPF tienen puestos a sus abogados a funcionar para que no sea obligatorio en varios estados.

·        Grupos provida: que se mueven en todos los ámbitos, no sólo en el político y están consiguiendo transformar la sociedad con su ejemplo y su labor. Una actividad encomiable sabiendo que tienen en frente a la farándula norteamericana y que cualquier iniciativa que vaya en contra de la vida y la familia cuenta con ingentes fondos, incluso de manera sindicada.

 

Al igual que el año pasado estamos de enhorabuena.